Analizar el suelo – Marihuana Exterior

I love marihuana analizar el suelo

Analizar el suelo

Ya que todos los suelos son una meza de tierras arenosas, arcillosas y margosas, conocer el tipo de suelo que posees será el primer paso a la hora de preparar el terreno. Analizar es de hecho la composición del segundo paso; preparar el lugar con cualquier abono o fertilizante es lo último. Analizar el suelo es muy importante incluso si planeas plantar marihuana en envases o macetas rellenadas con fertilizantes adquiridos en tiendas. Mientras que la mayoría de los fertilizantes poseen pH balanceados, dicha información vendrá en el envase, algunos abonos para macetas son notablemente ácidos. En la medida de comprobar la composición del suelo deberías hacerte con un medidor de pH.

 

 

El nivel de pH se mide en una escala que va del 1 al 14 mostrando los niveles de ácido a alcalino, el 1 equivale al nivel más ácido, el 7 al nivel neutral y el 14 al nivel más alcalino. Cada cambio de punto en la escala equivale 10 veces un incremento o una reducción del nivel de acidez o de alcalinidad.

Por tanto un suelo con un pH5 es 10 veces más ácido que un suelo con un pH6 y a su vez un suelo con pH5 es 100 veces más ácido que un agua con pH7.

 

El cannabis crece mejor en un suelo con un nivel de pH entre el 6,5 y el 7. Este es el rango en el cual la planta de marihuana puede absorber todos los nutrientes que necesita de la forma más eficiente. Si el pH es demasiado bajo (ácido), las sales bloquearán la toma de nutrientes o evitarán que las plantas de marihuana los descompongan ellas mismas, tomando los nutrientes de las raíces. La acumulación de sales tóxicas también puede limitar la capacidad de las raíces para absorber agua. Un suelo alcalino puede causar que los nutrientes no estén disponibles para las plantas de marihuana así como que no sean capaces de descomponerse en el suelo por lo que serán desaprovechados durante el siguiente riego. Durante la estación de crecimiento vegetativo, la tierra que muestra más alcalinidad (7,1-7,4) puede ayudar a la planta de marihuana dependiendo de las condiciones de tu tierra y de si añades otros nutrientes que sean necesitados. Una vez que la planta de marihuana comience su proceso de floración, la tierra deberá estar lo más cerca posible de un pH7.

 

Existen tres dispositivos principales para medir el pH: kit de medición de tierra, papel de tornasol y medidores electrónicos de pH. Todos estos dispositivos están disponibles en la mayoría de tiendas de jardinería o de bricolaje. Cuando se analice el pH, coja dos o tres muestras y siga las instrucciones facilitadas por el fabricante. Los kits miden el pH de la tierra y los principales nutrientes que contiene al mezclarlos con una solución química. Esto producirá un color que deberá compararse posteriormente con una escala. Asegúrate de comprender como funciona y en caso de ser necesario realiza una medición en un suelo del cual ya sepas el balance de pH. Los analizadores electrónicos son los más claros, precisos y fáciles de usar. Estos te proporcionarán los resultados más coherentes.

Enjoyed my article? Share it with your friends. Click a social button down here and make the world a greener place

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <img src="" alt="" width="" class="" style=""> <span style="">